jueves, 30 de septiembre de 2010

¿Por qué?

El maravilloso mundo del por qué. He de decir que estoy del todo inmersa en él.

Es cierto esto que había leído de la fase del por qué, en la que llegan a una determinada edad que quieren saber el funcionamiento de las cosas y por qué ocurre lo que ocurre y qué pasa si hago esto o esto otro.... A esto se le une la fase de los tres años en la que son independientes y quieren empezar a hacer las cosas solos... También empezamos con las rabietas y la frustración que les supone no conseguir lo que quieren... Sumo además todos esos nuevos sentimientos que les aparecen y que son desconocidos: enfado, frustración, ira...

Pues ahora coges todas estas fases las mezclas y obtienes como resultado a mi hija.

Me puedo pasar todo un día respondiendo los por qués de mi hija:

-Yo: Ten cuidado que se puede caer (juega con el vaso mientras intenta beberlo de una manera diferente)
-Mayor: ¿Por qué?
-Yo: Porque si lo pones boca abajo se cae lo que tiene dentro
-Mayor: ¿Por qué?
-Yo: ...(Porque la ley de la gravedad ejerce una fuerza sobre todos los cuerpos y).... pufff.... porque tiene agua y si le das la vuelta se cae.
-Mayor: ¿Por qué?
-Yo: Mayor, si no dejas de jugar con el vaso te lo voy a tener que quitar porque no quiero que se caiga.
-Mayor: ¿Por qué?

Y así seguiríamos todo el día

-Yo: Vamos que hay que vestirse para ir a la calle
-Mayor: ¿Por qué?
-Yo: Poque no se puede salir a la calle desnudo
-Mayor: ¿Por qué?

La verdad es que he de decir que desarrollo la creatividad intentando explicar de manera sencilla cosas que doy por sentado, otras veces se que sencillamente no le apetece hacer lo que le digo y de esta manera sigue a lo suyo.

Otra de los momentos por los que está pasando es por el de hacerse mayor, quiere hacer cosas sola pero se frustra enormemente cuando no las consigue y en determinadas ocasiones estalla en llanto (rabieta) intento entenderla y estar a su lado pero no quiere ni que la toquen ya que se pone hasta rabiosa por lo que permanezco a su lado y espero que se la pase (10, 15 minutos).

Creo que es super importante entender que es normal, que no pasa nada, que son muchos cambios en muy poco tiempo. Me repito a mi misma una frase que me encanta "quiereme cuando menos lo merezca que será cuando más lo necesite" porque aunque estén histéricos o se porten mal nos necesitan a su lado.

No nos manipulan, no son "muy listos", no son malos, no nos tienen tomada la medida.... Son nuestros hijos y están creciendo y es mejor entender el por qué hacen lo que hacen y por qué se comportan como se comportan que ir a lo fácil y decir que son unos "pequeños manipuladores". 

Repito: "Quiereme cuando menos lo merezca porque será cuando más lo necesite" y muchisisisima paciencia

7 comentarios:

  1. Que razón y que frase tan bonita.

    Ahora me hace gracia cuando veo a algún niño en ese plan pero cuando me toque a mi seguro que no me rio tanto...

    ResponderEliminar
  2. Jajaja, menuda paciencia hay que desarrollar...

    ResponderEliminar
  3. Teta,
    La frase la lei en un libro de Rosa Jové y la verdad que la he hecho mía.
    A lo de verlo gracioso....el otro día quería que le comprase unas zapatillas de 50€ (yo elegí unas de 30€) y no había manera de bajarla del burro, no entendía porque esas no podian ser y me montó una pataleta...y yo con una vergüenza...pero bueno, todo pasa (o eso espero)

    Nuria,
    Y que lo digas, yo pensaba que tenia paciencia y me ha sorprendido descubrir que se me acaba. Pufff, a veces cuesta.

    Belén,
    La verdad (como dices) es que hay que pasar por ello. Yo recuerdo ver a madres y pensar: "esto a mi no me pasa" y ahora lo sufro en mis carnes jajajaja

    ResponderEliminar
  4. Bueno, en realidad a mi lo que me hace gracia es cuando preguntan ¿por Qué?, no cuando se ponen de pataleta y montando el pollo.
    Eso gracia ninguna ;-))))

    ResponderEliminar
  5. Igual no he explicado bien..., a mi lo que me hace gracia es cuando preguntan por qué, no cuando montan el pollo!!!!, eso no me hace ni pizca de gracia ;-)))

    ResponderEliminar
  6. De nuevo y, una vez más, la paciencia se hace necesaria... paciencia para estar a su lado todos los días y en todos los momentos. Yo también quiero hacer mía esa frase, me la repito muchas veces pero la paciencia no es una de mis virtudes y suelo tener que hacer esforzarme mucho por estar a su lado en esas pataletas insoportables que sólo ellos pueden entender... Supongo que ya has leído a Rosa Jové y aplicas sus estupendos consejos, para mí son muuuy acertados. Un saludo!!

    ResponderEliminar

Tu comentario me hace seguir

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails