lunes, 18 de octubre de 2010

¿Soy una vaca?

Este comentario viene a raíz de un artículo que ha publicado el mundo con esta portada:



La noticia me ha llegado a través del blog de Ileana Tenemos Tetas (gracias por tus aportaciones) y me ha cabreado enormemente no sólo el artículo que nos cuestiona si somos madres o vacas... que ya de por si deja bastante que desear este reportaje, si no algunos de los comentarios que se han dejado en su blog al respecto.

Parece ser que nuestra sociedad no está preparada para ver una teta, parece ser que si ejercemos de madres y queremos lo mejor para nuestros hijos estamos siendo egoístas con nuestros maridos porque no compartimos con ellos la tarea de alimentarlos, parece ser que si somos lactivistas estamos presionando a otras madres y pertenecemos a una especie de secta.

Vamos a ver señores y señoras somos MAMIFEROS y como tal mis pechos están para alimentar a mis hijos, por eso los tengo donde los tengo y por eso la inmensa mayoría de los mortales es capaz de amamantarlos (parece ser que las estadísticas muestran que sólo un 2% no es capaz). Hay muchos problemas que pueden interrumpir este proceso: mastitis, grietas... pero la mayoría se pueden solucionar.

Soy una mujer mamifera que alimenta a su prole, no soy una vaca que alimenta terneros.

Mi leche lo MEJOR para mis retoños y no lo pienso cambiar por sucedáneos de segunda categoría.

Con esto me reitero en que hay buenas y malas madres . Las que deciden no dar el pecho son peores madres (me quemarán en la hoguera por decir estas palabras) que las que optan por la opción de hacerlo y lo siento pero me parece así. (Otra cosa es haberlo intentado y no haberlo conseguido, no me refiero a este grupo)

Y vuelvo al tema en cuestión: Soy una mujer mamífero y como tal doy el pecho a mis hijos, si fuese una vaca se lo daría a mis terneros.

Este articulo que han publicado los del Mundo no nos ayuda nada a promover la lactancia y es bastante ofensivo y de hecho promueve la lactancia artificial (lo mismo Nestle les ha pagado alguna comisión que todo hay que verlo).

16 comentarios:

  1. estoy de acuerdo contigo. aunque yo no le he dado el pecho a ninguno de mis 2 hijos por motivos meramente personales.

    estoy de acuerdo en que se le dé a los niños la LM, que se pueda dar en público sin pudor, y no me parece justo que por ello a las mujeres que deciden darles a sus hijos LM tengan que ser nombradas como vacas.

    y tampoco me gusta, que por el echo de haber decidido no darle el pecho a mis hijos, a mí se me discrimine.

    los extremos son malos. creo que todas tenemos que ser respetadas, decidamos lo que decidamos.

    un saludo!

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  3. No estoy de acuerdo, Rebe, en que quienes eligen biberón sean peores madres que quienes elegimos teta.

    La maternidad se compone de muchas cosas, no sólo de la teta, aunque ésta es muy importante, como puede verse por las ronchas que levanta.

    Quien ELIGE TETA SÓLO ES MEJOR QUE SÍ MISMA si hubiera elegido un biberón.

    No hay que compararse con los demás. Solo con uno mismo.

    Un abrazo!!!

    ResponderEliminar
  4. Yo me enteré ayer del tema por le lbog de Estanjana y como le decía hoy otra vez, con este tema he pasado por varias fases.

    1º cabreo, me he cagado en toda la raza de la escritora y de todo el imbecil que apoya las chorradas que ha dicho.

    2º indiferencia, he dicho, que les den a todos, paso de todas las chorradas que dicen los ignorantes.

    3º tristeza, me da realmente pena que haya gente tan inculta e ignorante que no se preocupe x informarse realmente de este tema. Algo que parece absurdo, teniendo en cuenta que gracias a la teta seguimos existiendo después de tantos miles de años.
    Me parece tristísimo que una mujer escriba algo así, tan ofensivo para las de su mismo género.
    Y lo que me parece peor es que se nos trate con ese desprecio.

    A mi no me importa que me comparen con una vaca. No me molesta xq no veo nada malo en compararme con un animal que es mucho más inteligente que algunos que se las dan de intelectuales.
    Al menos las vacas no son tan estupidas de tener que estar a espensas de los demás para saber como alimentar a sus hijos. Hacen lo que tiene que hacer y punto.

    En este pais algunos son tan tan tan tan listos que se han vuelto gilipollas.

    Buf!!! ya me he vuelto a cabrear!

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  6. Cuando leí el artículo me ha venido a la mente que las feministas que rechazan a la "madre vaca", aceptan e incluso aplauden al semental donante de semen. Les encanta "ordeñarle" para que las lesbianas puedan "realizarse en la maternidad" o las madres hetero engendrar sin el engorro de soportar a un animal de compañía. Por cierto, ¿cómo se califica a las madres que donan sus óvulos y úteros a los gays para que estos puedan explorar el "milagro de la paternidad"?. Estoy de acuerdo con la carta al director, el artículo parece apadrinado por los fabricantes de leche maternizada, para los que una madre que amamanta y pierde el tiempo en esas cosas, consume menos chorradas accesorias. En definitiva, un peligroso obstáculo el consumismo de "porque yo lo valgo". Discrepo que sea machista, al contrario, utiliza argumentaciones del feminismo radical para desprestigiar la lactancia materna. Lidia Falcón llega a señalar que en los países en los que se inventó la leche maternizada (EEUU y nórdicos), tienen niños altos y rubios, mientras que en África, amamantados por sus madres, son enclenques. Los cierto es que los americanit@s y suequit@s amantad@s por sus madres, son más resistentes a las enfermedades y aduqieren una mayor estabilidad emocional que aquellos niños y niñas a los que se les da polvo en biberón. El argumento de Lidia no es sólo ignorante, sino cuasi racista.

    ResponderEliminar
  7. Pues veo que nadie se te ha tirado a la yugular por lo de decir que son peores madres por dar el biberón....
    Yo también creo que existen las malas madres... son aquellas que anteponen sus necesidades a las de sus hijos...

    ResponderEliminar
  8. (En relacion al comentario de Plutarco) Madre mia, lo de la feminista esta es peor de lo que yo pensaba (en mi blog hablo un poco sobre lo que dice en el artículo). Me parece increible que en el siglo XXI aun se pueda dudar sobre los beneficios de la lactancia materna y se hagan afirmaciones de ese tipo, de verdad que alucino.

    ResponderEliminar
  9. Bel, siento si te has sentido discriminada con mi comentario, entiendo que cada uno toma las decisiones en su vida que considera más adecuadas. Lo que no entiendo es como se puede decidir libremente no amamantar a tu hijo cuando se sabe todos los beneficios que esto conlleva. Otra cosa es que no se sepa porque se está mal informado o porque te ves desbordado pero ya de antemano decidir no hacerlo...no sé, no lo veo correcton no lo entiendo, ni lo comparto. Vuelvo a decir que cada uno es libre de tomar sus decisiones y esta es sólo mi opinión al respecto.

    ResponderEliminar
  10. Illeana, no pretendo compararme con nadie, simplemente no comparto que alguien decida dar un biberón antes que el pecho, lo siento pero no lo entiendo. Creo que es anteponerse a las necesidades de tu hijo. Por otro lado no me considero una madre estupenda y perfecta, porque otra cosa no tendré pero fallos... Gracias por tu opinión y me encantan tus entradas.

    Teta, creo que yo tambien he pasado por esas fases pero sin duda me quedo con lo último que comentas : "En este pais algunos son tan tan tan tan listos que se han vuelto gilipollas". jajajajaja

    Plutarco, creo que no me considero nada feminista, de hecho creo que hemos perdido muchos derechos al intentar sintetizarnos con la sociedad masculina en la que vivimos. No se piensa ni en familia, hijos... todo es trabajar. Y creo que los donantes, sean del sexo que sean, comparten algo muy valioso para que quienes quieran puedan tener la familia que de otro modo no podrian, eso lo veo bien y lo respeto, incluso lo admiro. A lo del artículo no me ha gustado en absoluto porque no me parece para nada objetivo y creo que no ayuda a nuestros hijos a implantar un futuro donde lo natural sea el pecho y lo raro el bibe.

    LadyA, opino como tu, lo primero son tus hijos, es algo instintivo.

    ResponderEliminar
  11. Rebe, totalmente de acuerdo con tu comentario. Mi comentario sobre como ven las feministas a los hombres, como meros donantes de semen, es eso un comentario sobre sus contradicciones. Se indignan llamando vacas a las mujeres que amamantan, pero aspiran a que el hombre sea un mero donante de semen. La vaca les parece denigrante, pero el mero semental, no. Por mi parte, no tengo inconveniente en donar mi semen, siempre que como en Francia, cuna de la Revolución, se beneficien parejas de hombre y mujer que no pueden concebir. Para procesos de ingeniería social ajenos a la ley natural, que no cuenten con mi esperma.

    ResponderEliminar
  12. Plutarco, lo siento pero no estoy de acuerdo en lo último que comentas, me parece senofobo. Creo que el mejor lugar para un niño es aquel donde hay amor y cariño independientemente de la sexualidad de los padres. Por ello veo perfecto que se casen y que tengan hijos si es eso lo que quieren. Creo que lo importante en una familia siempre es el amor y el respeto.

    ResponderEliminar
  13. Rebe, te garantizo que no soy xenófobo (odio, repugnancia u hostilidad hacia los extranjeros). Estoy casado felizmente con una extranjera desde hace 20 años. Además, creo que en España necesitamos muchos inmigrantes, para que se genere riqueza.
    Y si lo que has querido llamarme es homófobo, te garantizo que tampoco lo soy. Lo que debemos aspirar es, efectivamente, a que los niños se cuiden y críen en el mejor entorno. Igual que la lactancia materna es más beneficiosa que la formula, entornos familiares bien estructurados son mejores que aquellos que generen conflictos. Puede haber familias llamadas tradicionales que generen neurosis en sus hijos, por falta de cariño u amor. Y parejas del mismo sexo que proporciones entornos de cariño. Pero según numerosos estudios realizados en países de nuestro entorno, la violencia doméstica es más abundante entre parejas formadas por mujeres, el cambio de parejas es mucho más frecuente..y todo ellos resulta en hij@s adolescentes de personalidades más inestables. De estos estudios, por razones ideológicas no se habla en España, pero proceden de países, repito, de nuestro entorno (Francia, Suecia, EE.UU) y realizados en universidades laicas, ajenas a cualquier connotación religiosa. El lobby feminista en cualquier caso, ridiculiza estos estudios, igual que Lidia Falcón, en su artículo, ridiculiza la lactancia. Homófobos son los paises que cuelgan a los gays y lapidan a las lesbianas, pero con los que nuestro actual gobierno mantiene unas relaciones estrechas.

    ResponderEliminar
  14. Por cierto Rebe, ¿como van a compatibilizar dos gays que han concebido su hijo mediante una madre de alquiler la lactancia materna que tu tan sabiamente defiendes?. Porque en esos casos, y para que no se establezcan vínculos, el hijo se entrega a los nuevos padres justo después del parto. En las parejas de lesbianas, ese no será un problema si han concebido a su hijo en el vientre de una de ellas, que podrá amamantarle, pero estadísticamente ese niño estará expuesto a un entorno más conflictivo.

    ResponderEliminar
  15. Plutarco, jajajaja, casi me desconpongo con mi garrafal error (prometo que pense verificar la palabra pero luego se me olvidó) Toda la razón en tu puntualización al respecto.

    Pero sigo sin estar del todo de acuerdo. No entro a debatir si hay o no familias heteros que no demuestran cariño por sus hijos (que por desgracia de todo hay) y que a su vez es algo que tambien se puede dar en una familia gay. A lo que me refiero es que cualquier persona tiene derecho a enamorarse y casarse y por ello crear una familia. A mi nadie me pregunta con quien me acuesto o cuales son mis preferencias sexuales porque ellas no determinan el cariño y los valores con los que educo a mis hijos. Es por eso que no creo que esos niños criados con amor en una familia heterosexual no puedan ser iguales que en una homosexual.

    Por otro lado claro que defiendo la lactancia materna pero entiendo que hay en determinadas situaciones que no se pueda establecer.

    ResponderEliminar
  16. Totalmente de acuerdo! ;-)
    TE INVITO A QUE VEAS MI BLOG:
    www.kanguret.com

    ResponderEliminar

Tu comentario me hace seguir

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails